Pulpo a la gallega con patatas revolconas

Pulpo a la gallega con patatas revolconas

Pescados y Mariscos 142 Última actualización: Jul 06, 2023 Creado: Jul 06, 2023
Pulpo a la gallega con patatas revolconas
  • Sirve: 4 Personas
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 45-60 minut
  • Calorías: -
  • Dificultad: Medio
Imprimir

El Pulpo a la gallega con patatas revolconas es una variante del clásico Pulpo a la gallega en la que se añade una deliciosa guarnición de patatas revolconas. Las patatas se cocinan y luego se mezclan con panceta, ajo y pimentón para obtener una textura cremosa y un sabor ahumado que complementa perfectamente al pulpo. Es un plato sabroso y reconfortante.

El Pulpo a la gallega con patatas revolconas es una opción sabrosa y reconfortante que combina los sabores marinos del pulpo con la cremosidad y el sabor ahumado de las patatas revolconas. Es un plato ideal para disfrutar en ocasiones especiales o simplemente para sorprender a tus invitados con una receta gallega tradicional con un toque creativo. ¡Disfruta de esta deliciosa combinación de sabores!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Lava bien el pulpo con agua fría para quitar cualquier impureza.
  2. En una olla grande, llena de agua suficiente para cubrir el pulpo, añade las hojas de laurel y una pizca de sal.
  3. Lleva el agua a ebullición y sumerge el pulpo completamente. Puedes usar una cuerda de cocina para sujetar el pulpo por la cabeza y sumergirlo en el agua hirviendo tres veces seguidas antes de dejarlo cocinar.
  4. Cocina el pulpo a fuego medio-bajo durante aproximadamente 45-60 minutos, o hasta que esté tierno. Para comprobar si está listo, pincha la carne con un tenedor y debe estar tierna y fácil de atravesar.
  5. Una vez cocido, retira el pulpo del agua y déjalo reposar durante unos minutos para que se enfríe un poco.
  6. Corta el pulpo en rodajas gruesas con un cuchillo afilado. Puedes cortarlo justo antes de servir para que esté más jugoso.
  7. Mientras tanto, pela las patatas y córtalas en trozos grandes. Cocínalas en agua con sal hasta que estén tiernas.
  8. Mientras las patatas se cuecen, en una sartén aparte, cocina la panceta o el tocino a fuego medio-alto hasta que esté dorado y crujiente. Retira la panceta de la sartén y reserva el exceso de grasa.
  9. En la misma sartén con el exceso de grasa de la panceta, añade los ajos picados y cocínalos brevemente hasta que estén dorados.
  10. Agrega el pimentón dulce a la sartén y remueve rápidamente para evitar que se queme. Cocina durante unos segundos para que el pimentón libere su aroma y sabor.
  11. Añade las patatas cocidas a la sartén y machácalas ligeramente con un tenedor o un machacador de patatas. Mezcla bien las patatas con el ajo, el pimentón y la grasa de la panceta.
  12. Corta la panceta en trozos pequeños y añádelos a la sartén con las patatas. Remueve todo junto para que se mezclen los sabores.
  13. Añade sal y pimienta al gusto y continúa cocinando a fuego medio durante unos minutos más, hasta que todas las sabores se hayan integrado y las patatas adquieran una textura cremosa.
  14. Para servir, coloca las patatas revolconas en el centro de un plato grande. Coloca encima las rodajas de pulpo cocido y espolvorea con pimentón dulce y perejil fresco picado.
  15. Acompaña el Pulpo a la gallega con patatas revolconas con un buen pan crusty y disfruta de esta deliciosa combinación de sabores y texturas.

Pulpo a la gallega con patatas revolconas



  • Sirve: 4 Personas
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 45-60 minut
  • Calorías: -
  • Dificultad: Medio

El Pulpo a la gallega con patatas revolconas es una variante del clásico Pulpo a la gallega en la que se añade una deliciosa guarnición de patatas revolconas. Las patatas se cocinan y luego se mezclan con panceta, ajo y pimentón para obtener una textura cremosa y un sabor ahumado que complementa perfectamente al pulpo. Es un plato sabroso y reconfortante.

El Pulpo a la gallega con patatas revolconas es una opción sabrosa y reconfortante que combina los sabores marinos del pulpo con la cremosidad y el sabor ahumado de las patatas revolconas. Es un plato ideal para disfrutar en ocasiones especiales o simplemente para sorprender a tus invitados con una receta gallega tradicional con un toque creativo. ¡Disfruta de esta deliciosa combinación de sabores!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Lava bien el pulpo con agua fría para quitar cualquier impureza.
  2. En una olla grande, llena de agua suficiente para cubrir el pulpo, añade las hojas de laurel y una pizca de sal.
  3. Lleva el agua a ebullición y sumerge el pulpo completamente. Puedes usar una cuerda de cocina para sujetar el pulpo por la cabeza y sumergirlo en el agua hirviendo tres veces seguidas antes de dejarlo cocinar.
  4. Cocina el pulpo a fuego medio-bajo durante aproximadamente 45-60 minutos, o hasta que esté tierno. Para comprobar si está listo, pincha la carne con un tenedor y debe estar tierna y fácil de atravesar.
  5. Una vez cocido, retira el pulpo del agua y déjalo reposar durante unos minutos para que se enfríe un poco.
  6. Corta el pulpo en rodajas gruesas con un cuchillo afilado. Puedes cortarlo justo antes de servir para que esté más jugoso.
  7. Mientras tanto, pela las patatas y córtalas en trozos grandes. Cocínalas en agua con sal hasta que estén tiernas.
  8. Mientras las patatas se cuecen, en una sartén aparte, cocina la panceta o el tocino a fuego medio-alto hasta que esté dorado y crujiente. Retira la panceta de la sartén y reserva el exceso de grasa.
  9. En la misma sartén con el exceso de grasa de la panceta, añade los ajos picados y cocínalos brevemente hasta que estén dorados.
  10. Agrega el pimentón dulce a la sartén y remueve rápidamente para evitar que se queme. Cocina durante unos segundos para que el pimentón libere su aroma y sabor.
  11. Añade las patatas cocidas a la sartén y machácalas ligeramente con un tenedor o un machacador de patatas. Mezcla bien las patatas con el ajo, el pimentón y la grasa de la panceta.
  12. Corta la panceta en trozos pequeños y añádelos a la sartén con las patatas. Remueve todo junto para que se mezclen los sabores.
  13. Añade sal y pimienta al gusto y continúa cocinando a fuego medio durante unos minutos más, hasta que todas las sabores se hayan integrado y las patatas adquieran una textura cremosa.
  14. Para servir, coloca las patatas revolconas en el centro de un plato grande. Coloca encima las rodajas de pulpo cocido y espolvorea con pimentón dulce y perejil fresco picado.
  15. Acompaña el Pulpo a la gallega con patatas revolconas con un buen pan crusty y disfruta de esta deliciosa combinación de sabores y texturas.

También te puede gustar

Agregar tu comentario

Boletín

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico sobre nuevas recetas.